Miguel – Piano y teclado

Teclas, ¡PALETO!

Le cogieron porque no tenian otro remedio, aunque no les termina de convencer que siempre se ponga peluca para los bolos. Cuando tenía ocho años fue al conservatorio, a los nueve los dejó porque tenía que hacer la comunión y se agobió. Es un zorro y cuando vio que podía salir grupo se puso a tocar, casi se queda sin dedos del agarrotamiento en el primer let it be, pero se va soltando.

Me la sé, me la sé. Pero, ¿cómo era?